Ojo Crítico

INMUNO+ Complex – El timo de la “inmunidad a la naturaleza”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Categorías

Nos pasan como consulta si es cierto lo que promete un producto llamado INMUNO+ Complex.

Según se afirma en la web que lo vende, este se compone de “25 hierbas curativas y 6 vitaminas proporcionan protección contra virus“.

Por si no fuera poco fantástica esa afirmación, su vendedor la acompaña con que:

  • En 2 días mata los virus y elimina los signos secundarios de influenza e infección viral respiratoria. Con IMMUNO+ Complex, no necesita gotas nasales, píldoras y pociones.
  • 24 horas de protección inmunitaria durante el período infeccioso y durante las epidemias debido a Galleria melonella, propóleos y polen de abeja.
  • 5 días elimina las toxinas del cuerpo, acortando el período de rehabilitación después de la enfermedad debido a la alta concentración de cordyceps y almizcle de castor.

Cualquiera que haya estudiado biología un poco sabrá ya por donde flojea esta estafa. Pero igualmente veamos por qué lo es punto por punto analizando sus afirmaciones:

1º. A los virus les importa bien poco qué vitaminas tome

No hace falta irnos muy lejos para saber qué es un virus. Según la wikipedia (y cualquier enciclopedia):

En biología, un virus (del latín virus, en griego ἰός «toxina» o «veneno») es un agente infeccioso microscópico acelular que solo puede replicarse dentro de las células de otros organismos. Los virus están constituidos por genes que contienen ácidos nucleicos que forman moléculas largas de ADN o ARN, rodeadas de proteínas. Al infectar una célula, estos genes “obligan” a la célula anfitriona a sintetizar los ácidos nucleicos y proteínas del virus para poder llegar a formar nuevos virus.3​ El estudio de los virus es una rama de la microbiología​ que recibe el nombre de virología.

En resumen, lo que hace un virus (un germen con información genética) es invadir y secuestrar las células vivas para multiplicarse. De ahí que el sistema inmunitario sea tan importante en su combate. Lo que hace un virus, cuando penetra una célula, es mutarla para replicarse y producir más virus. Así infecta un organismo, explicado de forma simple. Un virus es más jodido cuanto más dificil es de erradicar. Algunos lo son porque mutan durante su proceso de replicación, adaptándose al medio (las defensas del cuerpo infectado) y otros porque atacan directamente a dichas defensas. Por eso es por lo que virus como el VIH son tan peligrosos y difíciles de exterminar: porque este concretamente se carga el sistema inmunitario. Y por eso virus como la influencia no se pueden erradicar: porque mutan demasiado frecuentemente. De ahí que cada año haya que entrenar al sistema inmunitario con nuevas vacunas.

¿Pero por qué unas pastillas con vitaminas no van a acabar con un virus?

El ideador de este producto por lo visto se hizo eco de la noticia sobre la vitamina D contra el coronavirus que muchos medios compartieron y que ya fue desmentida en su día por los fact-cheking (véase maldita.es y newtral) y de algo que sí es cierto pero no tal y como se promete en la web: las vitaminas son necesaria para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Pero de ahí a lo que prometen este tipo de vendehumos con sus productos alimenticios va un trecho:

De acuerdo con la Academia Española de Nutrición y Dietética  y el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas, si bien algunos nutrientes como el cobre, folatos, hierro, selenio, vitamina A, vitamina B12, vitamina B6, vitamina C, vitamina D y zinc contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmunitario«es improbable que potenciar su consumo, se asocie a un menor riesgo».

 

2º.- ¿Y qué contiene el producto “milagro”?

Según sus vendedor o vendedores, el procucto “contiene 25 hierbas curativas y 6 vitaminas”. ¿Pero cuales?

En la web, por supuesto, nos han dado una lista incompleta. Introducir la información completa de su composición por lo visto causaba demasiada pereza al creador de la web. Era mejor dejarla con unos cuantos componentes que, supongo, deberemos creernos que los contienen y las cantidades en las que se encuentran dentro del producto.

Viendo qué componentes tiene, lo primero que nos aparece es esto:

Inmunidad (lat. Immunitas – liberación, actividad de deshacerse de algo) – entumecimiento, la resistencia del cuerpo a las infecciones. La eficacia de la síntesis de 25 hierbas medicinales y vitaminas en la composición se confirma por los resultados de estudios de laboratorio de la Universidad Federal de Siberia, el Instituto Ruso de Investigación de Plantas Medicinales de la RAMS y varios centros clínicos.

1º. Una cita a qué significa “inmunidad”, su definición, supuestamente sacada de la wikipedia (de la que han incluido un logo) y totalmente irrelevante pues no aporta explicación alguna.

2º. Repiten la afirmación de que contiene ” 25 hierbas medicinales y vitaminas” pero, de nuevo, sin especificar cuales y en qué cantidad.

*Repito lo de la cantidad porque la Comisión Europea establece bajo qué cantidades mínimas un producto puede sostener tales health claims. Sí, la página de la CE se ha actualizado y en ella se explica qué son las health claims (aquí la tienen).

3º. Como no podían faltar más falacias de autoridad, se afirma que “la composición se confirma por los resultados de estudios de laboratorio de la Universidad Federal de Siberia, el Instituto Ruso de Investigación de Plantas Medicinales de la RAMS y varios centros clínicos“. REPITO ¿Qué composición? Igualmente, nos metemos en los sitios citados para ver si existen tales estudios científicos:

Primero en la Universidad Federal de Siberia (UFS): http://www.sfu-kras.ru/es/about

En la journal de la propia web de la UFS no aparece nada relacionado con producto alguno llamado IMMUNO+. Explicar que cualquier medicamento o complemento funciona por su composición y que cuando uno crea algo tan “revolucionario”, un producto como este que promete tantas cosas, lo mínimo es publicar papers del propio producto al respecto y ensayos clínicos. ¡Claro! que es cierto que eso no lo han afirmado literalmente estos estafadores. Analizamos lo que nos da pues a entender sobre las vitaminas tanto en la Journal of Siberian Federal University. Biology como en la Journal of Siberian Federal University “Chemistry” y tampoco encontramos nada. No existen papers al respecto que confirmen lo que sostienen en esta web sin, por supuesto, aportar fuente alguna.

Después en lo que entendemos, pues tampoco aportan enlace a la fuente, se refiere a RAMS: la Russian Academy of Medical Sciences (RAMS). Resulta que la RAMS desapareció en 2013 cuando se fusionó con la RAS (la Academia de Ciencias de Rusia) debido a la Ley Federal del 27 de septiembre de 2013 No. 253-FZ. Pero no solo pasa que estos estafadores están citando a algo que no existe sino que están citando un departamento que tampoco existe. No, no existe el Instituto Ruso de Investigación de Plantas Medicinales, ni ha existido jamás en la RAMS. Todos los departamentos y laboratorios los pueden encontrar listados en este enlace. Y es que ¿por qué iban a analizar la inmunología en un supuesto “Instituto Ruso de Investigación de Plantas Medicinales” en la RAMS teniendo el Instituto de Investigación de Inmunología Clínica de GU SB RAMS? No, tampoco hay estudios en él que confirmen lo afirmado en la web.

¡Ey! ¡No podemos quejarnos! No citan fuente alguna pero sí incluyen un gráfico molón ¿qué más podríamos pedir para fiarnos de ello? ¿quién necesita más?

Como no han perdido el tiempo en incluir algunas añadiendo la health claim que han sacado de alguna parte y esta a su vez supuestamente de la CE, vayamos a las pocas vitaminas que citan de las que supuestamente incluyen en, repito, ni sabremos qué cantidades:

VITAMINA C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y al metabolismo energético, ayuda a proteger las células del estrés oxidativo y reduce la fatiga.

ZINC contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune, contribuye al metabolismo normal de macronutrientes y carbohidratos.

SELENIO contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune y a la protección de las células contra el estrés oxidativo.

De estos 3 primeros lo que nos podemos encontrar son un par de verdades a medias y unas cuantas otras sin evidencia:

De la Vitamina C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológico durante y después del ejercicio físico intenso y contribuye al metabolismo energético normal.

Del zinc que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunológicoal metabolismo normal de los carbohidratos.

Del Selenio la única health claim autorizada por la cantidad de evidencia disponible es que contribuye a la espermatogénesis normal.

Como pasaba con los productos nootrópicos, usted puede encontrar cantidades suficientes de estas vitamians en alimentos comunes y más baratos. De hecho se estima que son de consumo bastante frecuente y en cantidades más altas en los países desarrollados.

BIOFLAVONOIDES apoyan un sistema inmunológico saludable. Los flavonoides son antioxidantes naturales que promueven la salud. Ayudan a mantener una circulación venosa saludable y pueden ayudar a mantener sanas las articulaciones.

Los “bioflavonoides” es el nombre comercial que le han dado a los flavonoides. Son más de 3,000 compuestos fenólicos que tienen una estructura química similar, dotándolos de propiedades funcionales importantes al ser consumidos. Estos metabolitos pueden encontrarse en todas las familias de plantas superiores y en casi todas las especies vegetales; es decir, que los flavonoides están presentes en todas las frutas, verduras y hierbas aromáticas (THE PHENOLIC COMPOUNDS: AN APPROACH TO THEIR BIOSYNTHESIS, SYNTHESIS AND BIOLOGICAL ACTIVITY – D.A. Martin G. ). Sabiendo que con Bioflavonoides nos referimos a eso, de nuevo ¿a cuales de ellos se refieren? ¿Cuales contienen? Nada, simplemente nos dicen en la web qué es un “bioflavonoide” y los supuestos beneficios que tienen, pero no cuales lleva.

ECHINACEA PURPUREA protege el cuerpo de forma natural.

De esta sabemos que se promueve como un suplemento dietético para el resfriado común y otras infecciones, basándose en la idea de que podría estimular el sistema inmunológico para combatir las infecciones de manera más eficaz (según el National Center for Complementary and Integrative Health – NCCIH) según un estudio titulado Plant microbiome-dependent immune enhancing action of Echinacea purpurea is enhanced by soil organic matter content. Tanto en ese como en resto de estudios sobre la equinácea, que cualquiera puede consultar, se concluye que no se disponen de qué efectos pueden producir a largo plazo; en lo relativo al efecto antiviral, que “no se ha podido establecer con claridad las indicaciones terapéuticas, formas de administración y dosis a administrar. Sin embargo, no existen evidencias de que su uso prolongado sea efectivo, probablemente sólo estimule el sistema defensivo a corto plazo” (Elsevier) o que “Los productos de Echinacea no han mostrado proporcionar beneficios para tratar el resfriado, aunque es posible que exista un ligero beneficio de algunos productos de Echinacea: de los resultados de los ensayos individuales de profilaxis muestran consistentemente tendencias positivas (aunque no significativas), a pesar de que los efectos potenciales son de relevancia clínica dudosa” (Cochrane); en otros, que “si bien algunos estudios revelaron los efectos beneficiosos de la planta en los pacientes y ningún efecto adverso grave, otros han informado efectos secundarios graves que incluyen dolor abdominal, angioedema, disnea, náuseas, prurito, erupción cutánea, eritema y urticaria.” (Pharmacognosy).

Lo citado anteriormente pueden encontrarlo en los papers citados en los enlaces.

En lo relativo a las  vitaminas también pueden ver un listado de las healtclaims en este artículo.

3º.- La web es cuanto menos un fraude

Si analizamos un poco la web, tiene de todo como para alertarnos que no debemos fiarnos mucho, por no decir nada en abosoluto, de ella.

¡No pierda esta oferta! El contador siempre se inicia en 3:45

Apelando al sesgo que nos impulsa comprar no perdamos la oferta, el autor de la web nos ha puesto dos banners con una cuenta atrás. Tan falsa, que basta con que uno reincie la web para que siempre falten 3 horas 45 minutos para que se acabe la “estupenda oferta” en la que siempre quedan “18 unidades”.

Enrico Serra no existe

Buscamos información sobre el PHD usado como falacia de autoridad y testimonio anecdótico en la web y no existe.

No solo no existe sino que la imagen que usan, cuando la analizamos, resulta no solo no cuadrar ni con la información:

  • A los años para la carrera de medicina y la especialización sobre inmunología, habría que añadirle los 13 que alegan tiene el de la imagen, que no aparente tener más de 30.
4 años de carrera + 2 de especialización + MIR o prácticas + 13 años ¡El producto milagro también rejuvenece!

Resulta que para este producto milagroso es el PHD Enrico Serra pero para otros productos igual de falsos, como el IMMULIFE o el IMMUINITY, todas webs alojadas en países del Este, es “el inmunólogo Markov” (véase el ejemplo).

Más que su experiencia, el autor de estas estafas lo que comparte es su gusto por usar como nombre y reclamo el apelativo "inmu-" para sus estafas
Más que su experiencia, el autor de estas estafas lo que comparte es su gusto por usar como nombre y reclamo el apelativo “inmu-” para sus estafas

¿Más incongruencias?

Si el mismo personaje usado como autoridad recomendaba otros productos como el IMMUNITY, que se basa en el consumo de gotas

… ahora con el IMMUNO+ se dedica con otro nombre (¡magia!) a vender otro producto que las menosprecia.

No, este doctor Markov tampoco existe.

¿Y de donde sale esta “empresa”?

Si analizamos el dominio, a quien pertenece es a ImMuno-Complex.com, registrado en Alemania. Una búsqueda de dicho “dominio” nos lleva a una web de productos magufos llamada neoelementum.com, registrada por Neo Elementum ltd. Una que dice tener “laboratorios famarceuticos en Alemania, Francia, Italia y Letonia” y en cuyo perfíl en linkedin sostienen que son:

un grupo de empresas europeas especializadas en la producción de suplementos dietéticos, nutracéuticos y cosméticos de alta calidad. Fabricamos productos avanzados utilizando soluciones tecnológicas de primer nivel basadas en nuestras pruebas e informes de laboratorio personalizados. Nuestros científicos realizan experimentos y estudios con regularidad para desarrollar fórmulas eficientes implementadas en nuestros productos 100% seguros de usar.

Así como en cualquier empresa farmaceutica reputada muestra total transparencia sobre su organigrama empresarial, financiación, investigación y miembros, en esta no encontrarán nada de eso pese a que presume de tener “un equipo de profesionales dedicados”. Tan citados y referenciados como la composición de sus productos o los “estudios” a los que aluden: o sea, ninguna.

Por si fuera poco, podemos comprobar que son una empresa no dedicada a la ciencia sino a la pseudociencia cuando en su web nos afirman que “Todos los productos no son transgénicos” y que “Contienen componentes 100% naturales”. Para empezar, dejando de lado que apelen a una falacia naturalista, a qué carajos se refiere con que no son transgénicos y qué tiene que ver esto con si son saludables o no es algo que debería darnos a entender que de ciencia no tienen ni idea. Algo es o no saludable en base a su composición, no en base a cómo se ha obtenido: si se ha producido por transferencia horizontal, hibridación, selección artificial o mutagénesis, como se ha producido básicamente todo lo que consumimos desde hace siglos es indiferente a si es o no saludable.  Por ejemplo, nadie puede decirle que incorporar vitamina A a un arroz sea algo negativo o poco saludable. Entre arroz sin vitamina A o con vitamina A, está claro cual gana. Sobre todo si ya de entrada lo que se quiere vender, como hace esta empresa, es que un producto es mejor cuantas más vitaminas tiene en su composición.

Pero es que, además ¿de qué están hablando o de qué  presumen en dicha empresa? En la Unión Europea, que es donde operan todo alimento o producto alimenticio que haya sido modificado genéticamente mediante transferencia horizontal (transgénesis), debe etiquetarse obligatoriamente según la normativa de la EFSA. ¿A qué viene el reclamo de que no usan transgénicos si solo basta con producir sus productos tal cual, como hace cualquier otra empresa? A lo que además se añade un pequeño detallito que estos magufos y pseudocientíficos dedicados a hacer negocio estafando con la salud ajena mediante la venta de productos inútiles se olvidan: en Europa solo se producen 6 transgénicos: desde 1998 el maiz BT (MON8010) y otros cinco más que se autorizaron en 2010 y 2019:

Lista de 10 nuevos transgénicos autorizados

MON 87460, maíz trangenico Monsanto, modificado con genes del  Bacillus subtilis y uso de Agrobacterium tumefaciens mediante transferencia genética, segúnGMO Compas.
MON 87705, soya transgénica Monsanto. Tolerante a Glifosato (Roundup®). Incorpora genes de la Agrobacterium ssp.y Glycine max de la soya, utilizando una Agrobacterium tumefaciens.
MON 87708, soya transgénica Monsanto. Tolerante a Glifosato (Roundup®). Agrega genes de Agrobacterium ssp.y Bacterium Strenotrophomonas maltophilia utilizando Agrobacterium tumefaciens.
MON 87769, soya transgénica Monsanto
305423, soya transgénica de Dupont.  Se le introdujo dos genes enzimáticos para conferirle ciertas toleracias y bloquear la formación de ácido linoleico.
BPS-CV127-9, soya transgénica
MON 88302, nabo o colza Monsanto. Tolerante a Glifosato (Roundup®). y para control de producción.
T304-40, algodón Bayer CropScience.
MON 88913, algodón Monsanto
LLCotton25 x GHB614, algodón de Bayer CropScience.

Lista de productos reautorizados

T25, maiz de Bayer. Tolerante a glufosinate ammonium, que se encuentra en herbicidas con phosphinothricin (Basta®, Rely®, Finale®,and Liberty®). Agrega genes de Streptomyces viridochromogenes, según GMO Compas.
NK603 maiz Monsanto. Tolerante a Glifosato (Roundup®). Autorizado para piensos y distintos alimentos humanos, según el Ministerio del Ambiente Noruego.
GT73 nabo colza Monsanto,
MON 531 x MON 1445 algodón Monsanto,
MON 15985 algodón Monsanto,
MON 531 algodón Monsanto,
MON 1445 algodón Monsanto. Fuente: The Epoch Times en español

Y no es que los científicos estén en contra sino más bien justo todo lo contrario: exigen que se eliminen las trabas que Europa lleva lastrando desde las campañas anticientíficas de grupos ec0logistas con un ideario más sectarios que basado en la evidencia. Lo que les mereció que hasta 109 premios nobel cargaran contra ellos.

La empresa de este producto pretende dotarse del pedigrí científico afirmando que hay estudios, que no cita, y que cuenta con investigadores, que tampoco cita, mientras se posiciona de forma anticientífica.

Una empresa o tienda online (más bien) en cuyo catálogo, por si dudaban de su conexión con la web analizada en este artículo, se encuentra por supuesto este producto estafa del que hablamos.

Producto que venden a 58 euros mientras que en la web que analizo, esa de la estupenda oferta a 39 euros antes de que se acabe el tiempo infinito que le han dado afirman costaba sin oferta unos 78 euros. Con ese precio por unas vitaminas que cualquiera puede conseguir en grandes cantidades comiendo normalmente fruta, verdura, carne y pescado tal y como recomiendan las autoridades sanitarias y nutricionistas, quienes seguro mejoran su calidad de vida más bien son los estafadores de la propia empresa. No sus clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS