Ojo Crítico

Sí. La ONU sí condenó al franquismo por ser un régimen fascista que apoyó indudablemente a Hitler y Mussolini

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Categorías

El franquismo es el término empleado para referirse a la ideología política y movimiento social de corte fascista que sirvió de apoyo y sustento al régimen dictatorial surgido en España durante la Guerra Civil entre 1936 y 1939 y a los regímenes fascistas nazis e italianos al frente de Adolf Hitler y Benito Mussolini, respectivamente. Un régimen fascista liderado por el general Francisco Franco, surgido de un Golpe de Estado en 1936 y que prevaleció hasta su muerte en 1975. Esto, de lo que una parte de la derecha política española intenta desentenderse o pormenorizar y otra cuyos miembros, asociados a fundaciones fascistas (como la FNFF), intentan negar, quedó constatado para el resto de las naciones durante el siglo XX nada más acabada la II Guerra Mundial. Naciones que en ese entonces le dieron la espalda al régimen cuando este intentó incorporarse a ellas para consolidarse internacionalmente como un régimen legítimo.

Las resoluciones sobre la dictadura franquista en 1946

El 9 de febrero de 1946 la Asamblea General de la ONU dijo sí, en Nueva York, a la resolución que condenaba la dictadura del General Francisco Franco.

Hace 71 años, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) condenó la dictadura franquista en España y prohibió a este país el ingreso a su sistema.

Resolución de la Asamblea General 32(I) sobre la cuestión española

32(I). Relaciones entre los Miembros de las Naciones Unidas y España

1. La Asamblea General recuerda que la Conferencia de San Francisco adoptó una resolución, según la cual el párrafo 2 del artículo 4 del Capítulo II de la Carta de las Naciones Unidas, “no podrá aplicarse a Estados cuyos regímenes han sido establecidos con la ayuda de fuerzas militares de los países que han luchado contra las Naciones Unidas, mientras esos regímenes permanezcan en el poder“.

2. La Asamblea General recuerda que, en la Conferencia de Potsdam, los Gobiernos del Reino Unido, los Estados Unidos de América y la Unión Soviética han declarado que no apoyarán una demanda de admisión a las Naciones Unidas por parte del actual Gobierno español, “el cual, habiendo sido fundado con el apoyo de las Potencias del Eje, no posee en vista de sus orígenes, su naturaleza, su historial y su íntima asociación con los Estados agresores, las condiciones necesarias que justifiquen su admisión”.

3. La Asamblea General, haciendo suya esas dos declaraciones, recomienda a los Miembros de las Naciones Unidas que actúen, en la conducta de sus futuras relaciones con España, de acuerdo con la letra y el espíritu de esas declaraciones.”

Vigésima sexta sesión plenaria, 9 de febrero de 1946.

[GA Res. 32 (I), Resoluciones aprobadas por la Asamblea General durante la primera parte de su primer período de sesiones, Vigésima sexta sesión plenaria, 9 de febrero de 1946, p. 39]

Fuente: 32 (I) 9 de febrero de 1946. Relaciones entre los Miembros de las Naciones Unidas y España. Asamblea General ONU – Documentos

El 9 de febrero de 1946, los países integrantes de la organización aprobaron en Nueva York, Estados Unidos la resolución 31 (I), en la cual se establecía la prohibición de España a las Naciones Unidas.

La resolución se sustentó en que el hecho de que el régimen español había nacido al amparo de la Alemania nazi y la Italia fascista, cuyos principios eran totalmente incompatibles con los de la ONU.

Resolución 39(I) de la Asamblea General de la ONU sobre la cuestión española

“39(I). Relaciones de los Miembros de las Naciones Unidas con España

En San Francisco, Potsdam y Londres, los pueblos de las Naciones Unidas condenaron el régimen de Franco y decidieron que, mientras continuara ese régimen, España no ha de ser admitida en el seno de las Naciones Unidas.

La Asamblea General, en su resolución de 9 de febrero de 1946, recomendó que los Miembros de las Naciones Unidas actuaran de acuerdo con el espíritu y la letra de las declaraciones de San Francisco y Potsdam.

Los pueblos de las Naciones Unidas dan al pueblo español seguridades de su simpatía constante y de que le espera una acogida cordial cuando las circunstancias permitan el que sea admitido al seno de las Naciones Unidas.

La Asamblea General recuerda que, en mayo y junio de 1946, el Consejo de Seguridad hizo un estudio sobre la posibilidad de que las Naciones Unidas tomaran nuevas medidas. El Subcomité del Consejo de Seguridad encargado de tal investigación llegó unánimemente a la conclusión de que: (1)

“(a) En origen, naturaleza, estructura y conducta general, el régimen de Franco es un régimen de carácter fascista, establecido en gran parte gracias a la ayuda recibida de la Alemania nazi de Hítler y de la Italia fascista de Mussolini;

(b) Durante la prolongada lucha de las Naciones Unidas contra Hítler y Mussolini, Franco, a pesar de las continuas protestas de los Aliados, prestó una ayuda considerable a las potencias enemigas. Primero, por ejemplo, de 1941 a 1945, la División de Infantería de la Legión Azul, la Legión Española de Voluntarios y la Escuadrilla Aérea Salvador, pelearon en el frente oriental contra la Rusia soviética. Segundo, en el verano de 1940, España se apoderó de Tánger en violación del estatuto internacional, y, debido a que España mantenía un importante ejército en el Marruecos español, gran cantidad de tropas aliadas quedó inmovilizada en el África del Norte;

(c) Pruebas incontrovertibles demuestran que Franco fué, con Hítler y Mussolini, parte culpable en la conspiración de guerra contra aquellos países que finalmente en el transcurso de la guerra mundial formaron el conjunto de las Naciones Unidas. Fué parte de la conspiración en que se pospondría la completa beligerancia de Franco hasta el momento que se acordara mutuamente”.

La Asamblea General,

Convencida de que el Gobierno fascista de Franco en España, fué impuesto al pueblo español por la fuerza con la ayuda de las potencias del Eje y a las cuales dió ayuda material durante la guerra, no representa al pueblo español, y que por su continuo dominio de España está haciendo imposible la participación en asuntos internacionales del pueblo español con los pueblos de las Naciones Unidas;

Recomienda que se excluya al Gobierno español de Franco como miembro de los organismos internacionales establecidos por las Naciones Unidas o que tengan nexos con ellas, y de la participación en conferencias u otras actividades que puedan ser emprendidas por las Naciones Unidas o por estos organismos, hasta que se instaure en España un gobierno nuevo y aceptable.

Deseando, además asegurar la participación de todos los pueblos amantes de la paz, incluso el pueblo de España, en la comunidad de naciones,

Recomienda que, si dentro de un tiempo razonable, no se ha establecido un gobierno cuya autoridad emane del consentimiento de los gobernados, que se comprometa a respetar la libertad de palabra, de culto y de reunión, y esté dispuesto a efectuar prontamente elecciones en que el pueblo español, libre de intimidación y violencia y sin tener en cuenta los partidos, pueda expresar su voluntad, el Consejo de Seguridad estudie las medidas necesarias que han de tomarse para remediar la situación;

Recomienda que todos los miembros de las Naciones Unidas retiren inmediatamente a sus embajadores y ministros plenipotenciarios acreditados en Madrid.

La Asamblea General recomienda asimismo que los Estados Miembros de las Naciones Unidas informen al Secretario General, en la próxima sesión de la Asamblea, qué medidas han tomado de acuerdo con esta recomendación.

Quincuagésima nona reunión plenaria, 12 de diciembre de 1946.

[GA Res. 39(I), Resoluciones aprobadas por la Asamblea General durante la primera parte de su primer período de sesiones, Quincuaésima nona reunión plenaria, 12 de diciembre de 1946, pp. 57-58]

Fuente: Resolución 39 (I) 12 de diciembre de 1946. Relaciones de los Miembros de las Naciones Unidas con España. Asamblea General ONU – Documentos

Esto, por supuesto, tuvo la respuesta a modo de manifestaciones profascistas, como la del 9 de noviembre de 1946, en apoyo a la dictadura.

La resolución durante la Guerra Fría

Una vez acabada la Guerra Mundial, EE.UU empezó lo que se denominó como la Guerra Fría contra su principal competencia económica y bélica, la URSS. Así, el gobierno de EE.UU decidió el 4 de noviembre de 1950 revocar en parte las resoluciones anteriores permitiendo al estado español, todavía fascista, pertenecer a la ONU mediante la Resolución 386.

Resolución de la Asamblea General 386 (V) sobre la cuestión española

386 (V). Relaciones de los Estados Miembros y de los organismos especializados con España.

La Asamblea General,

Considerando:

Que la Asamblea General, en la segunda parte de su primer período de sesiones, celebrado en 1946, aprobó varias recomendaciones concernientes a España, una de las cuales disponía que España fuera excluida de participar como miembro en los organismos internacionales establecidos por las Naciones Unidas o vinculados con éstas, v otra de las cuales tendía a obtener el retiro de
los embajadores y ministros acreditados en Madrid,

Que el establecimiento de relaciones diplomáticas y el intercambio de embajadores y ministros con un gobierno no implica juicio alguno sobre la política nacional de ese gobierno,

Que los organismos especializados de las Naciones Unidas son técnicos y en gran parte no tienen carácter político, y que han sido establecidos en beneficio de los pueblos de todas las naciones, y que, por lo tanto, deben estar en libertad de decidir por sí mismos si es deseable, para beneficio de su labor, la participación de España en sus actividades,

Resuelve:

l. Revocar la recomendación de retiro de embajadores y ministros acreditados en Madrid, contenida en la resolución 39 (I) de la Asamblea General, aprobada el 12 de diciembre de 1946;
2. Revocar la recomendación encaminada a impedir que España sea miembro de los organismos internacionales establecidos por las Naciones Unidas o vinculados con éstas, la cual es parte de la misma resolución aprobada por la Asamblea General en 1946, concerniente a las relaciones de los Estados Miembros de las Naciones Unidas con España.

304a. sesión plenaria,
4 de noviembre de 1950.

Fuente: Resolución 386 (V) 4 de noviembre de 1950.  Relaciones de los Estados Miembros y de los organismos especializados con España. Asamblea General ONU – Documentos

La cosa era simple: una EE.UU capitalista ergo abiertamente anticomunista y antisocialista necesitaba a una España todavía fascista ergo también anticomunista y antisocialista como aliada para su lucha.

Franco y Eisenhower en la base de Torrejón durante la visita del presidente de EEUU a España en 1959

Así, España cedía terreno militar y bases aéreas a EE.UU a cambio de su apoyo y presión internacional para introducirla en la ONU.

Referencias: 

Resolución 32 (Fundación Pro Derechos Humanos)

Resolución 39 (Fundación Pro Derechos Humanos)

Pueden ver todas las resoluciones de la ONU en 1949 desde su web.

Pueden ver todas las resoluciones de la ONU en 1950 desde su web.

Pueden ver una explicación sobre la “Cuestión española” en este enlace.

La ONU desde 2013 en adelante…

El 31 de octubre de 2007 el gobierno de España (PSOE) aprobaría por fin la Ley de memoria histórica. Eso sí, con los votos en contra del PP y ERC.

En septiembre de 2013 , en relación con la Memoria Histórica y para mantener un compromiso con su complimiento, la ONU sorprendería a muchos cuando anunció que hasta el 30 de septiembre el presidente (a partir del 1 de agosto de ese año) de la comisión del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU, Ariel Dulitzky, viajaría por España y que tras su visita producirían un informe con conclusiones y recomendaciones que presentarán al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

En febrero de 2014 (durante el Gobierno del PP – primero de M. Rajoy) la ONU cuestionó y criticó a España por no investigar ni enjuiciar los crímenes cometidos durante la guerra civil de 1936 a 1939 y de la posterior dictadura de Francisco Franco desde esa fecha hasta su muerte. El relator independiente de la ONU en justicia transicional Pablo de Greiff exhortó el 5 de febrero de ese año a las autoridades españolas “a confiar en sus instituciones y en su democracia” y a no posponer medidas a favor de la justicia, la verdad y la reparación a personas que vieron sus derechos violados durante la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Meses más tarde, a finales de julio, la ONU daría un ultimátum a España de 90 días para la reparación a las víctimas del franquismo junto con una serie de 42 recomendaciones.

El mes de agosto publicaría su informe de más de 20 páginas suspendiendo a España en al menos 11 cuestiones, muchas de ellas relacionadas con la reparación hacia las víctimas durante la dictadura, el cumplimiento de la memoria histórica y la condena en firme del franquismo.

A.HRC.27.56.Add.1_S

Pueden descargarse el informe (en formato .doc) desde la web oficial de la ONU en este enlace). También todos los informes y resoluciones desde 2005 hasta 2016 desde esta página de la Asociación para la recuperación de la memoria histórica.

El 19 de mayo de 2017 (de nuevo durante el Gobierno del PP – segundo de M. Rajoy) la ONU volvería a recordar a España que debía atender de forma urgente los reclamos de las víctimas de la guerra civil y del franquismo” y señaló como prioridad las exhumaciones, el Valle de los Caídos y la nulidad de las sentencias arbitrarias adoptadas durante la Guerra Civil y el franquismo.

Archivos militares, unos cuyo acceso todavía está vetado y otros que se pueden encontrar en las bases de datos histórica gubernamentales, sostienen que entre 1936 y 1943 aproximadamente 150 mil personas fueron asesinadas por el régimen de Francisco Franco. Entre los hechos, además de los fusilamientos, están los cerca de 200 campos de concentración, los empresarios franquistas que se beneficiaron de obra de mano esclava y el robo de bebés.

El 30 de septiembre de 2021 el Comité de la ONU urgía a España a aprobar la Ley de Memoria Democrática. Por lo visto en España no podemos presumir todavía de la lucha contra el fascismo. No mientras no se produce todavía la reparación del daño a las víctimas; mientras no se cumpla con la Ley de Memoria Democrática e Histórica; mientras haya asociaciones fascistas recibiendo subvenciones estatales, miembros fascistas de la dictadura condecorados, grupos militares y exmilitares franquistas cobrando pensiones (incluso en Marruecos), grupos políticos abiertamente fascistas, políticos pro-franquistas legislando (destruyendo monumentos de víctimas franquistas a la par que crea estatuas ensalzando figuras fascistas o poniendo su nombre a calles, plazas, etc.) y medios de comunicación haciendo apología del franquismo o blanqueándolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS