Home / Escepticismo / El hombre sin protección contra el ébola

El hombre sin protección contra el ébola

plainclothes-man

Los conspiranoicos siempre se aprovechan de la ignorancia de a quienes engañan. A menudo, lo único que necesitan son las imágenes de un vídeo y su propia interpretación de lo que sucede en el vídeo como prueba indiscutible de que lo que sostienen es cierto y quien lo discuta es el enemigo o coopera con los encubridores.

Aunque sus premisas puedan ser ciertas (a menudo gobierno y medios nos engañan) sus conclusiones, extraordinariamente absurdas, no se basan en ninguna evidencia que las justifique. Tal es caso del vídeo que, en este caso, estos usan como prueba de que el ébola no existe.

 

El vídeo

Los argumentos

El gobierno nos engaña con el ébola. Miren este vídeo donde un “guionista” sin protección alguna y con su guión en la mano les dice a los actores como actuar.

La realidad

1º.- El ébola no se contrae vía aérea sino mediante el contacto con los fluidos corporales. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud):

Transmisión

El virus del Ebola se introduce en la población humana por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados. En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se habían encontrado muertos o enfermos en la selva.

Posteriormente, el virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.

Las ceremonias de inhumación en las cuales los integrantes del cortejo fúnebre tienen contacto directo con el cadáver también pueden ser causa de transmisión. Los hombres pueden seguir transmitiendo el virus por el semen hasta siete semanas después de la recuperación clínica.

La infección del personal sanitario al tratar a pacientes con EVE ha sido frecuente cuando ha habido contacto estrecho y no se han observado estrictamente las precauciones para el control de la infección.

Entre los trabajadores que han tenido contacto con monos o cerdos infectados por el RESTV se han registrado varios casos de infección asintomática. Por tanto, parece que esta especie tiene menor capacidad que otras de provocar enfermedad en el ser humano.

Sin embargo, los datos recopilados al respecto solo se refieren a varones adultos sanos, y sería prematuro extrapolarlos a todos los grupos de población, como los pacientes inmunodeprimidos o con trastornos médicos subyacentes, las embarazadas o los niños. Son necesarios más estudios sobre el RESTV antes de que se puedan sacar conclusiones definitivas sobre su patogenicidad y virulencia en el ser humano.

Fuente: OMS

Según el CDC

Cuando se presenta la infección en las personas, el virus se puede propagar a los demás a través del contacto directo (a través de la piel abierta o las membranas mucosas, por ejemplo, los ojos, la nariz o la boca) con

  • sangre o líquidos corporales (incluidos, entre otros, la orina, la saliva, el sudor, las heces, el vómito, la leche materna y el semen) de una persona que tiene la enfermedad del Ébola o murió a causa de esta,
  • objetos (como agujas y jeringuillas) contaminados con líquidos corporales de una persona que tiene la enfermedad del Ébola o que han estado en contacto con el cuerpo de una persona que murió a causa de esta enfermedad,
  • murciélagos frugívoros o primates (simios y monos) infectados, y
  • posible contacto con el semen de un hombre que se recuperó de la enfermedad del Ébola (por ejemplo, al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales).
  • El virus del Ébola no se propaga por el aire o el agua ni, en general, a través de los alimentos.

Los trabajadores de la salud que atienden a pacientes con la enfermedad del Ébola y los familiares y amigos de pacientes con la enfermedad del Ébola que tengan contacto directo con ellos tienen mayor riesgo de enfermarse, ya que pueden entrar en contacto con la sangre o los líquidos corporales.

Durante los brotes, la enfermedad del Ébola puede propagarse rápidamente en entornos de atención médica (como clínicas y hospitales) La exposición al virus del Ébola puede ocurrir en entornos de atención médica si el personal del hospital no usa el equipo de protección personal adecuado.

El personal que atiende a pacientes debe usar equipo médico para uso exclusivo de atención a pacientes (preferentemente desechable). También es importante limpiar y desechar en forma apropiada los elementos como agujas y jeringas. Si los instrumentos no son desechables, deben ser esterilizados antes de usarlos de nuevo. Si los elementos no se esterilizan en forma adecuada, puede continuar la transmisión del virus y con esto aumentar la magnitud del brote.

El virus del Ébola se ha detectado en el semen de algunos hombres que se recuperaron de la infección por este virus. Es posible que el virus del Ébola se transmita a través de las relaciones sexuales. Hasta que haya más información disponible, evite el contacto en el semen de un hombre que sobrevivió a la enfermedad. Si los hombres que sobrevivieron tienen relaciones sexuales (orales, vaginales o anales), deben usar un condón correcta y sistemáticamente todas las veces.

Se considera que el riesgo de contraer la enfermedad del Ébola a través del semen es muy bajo y es posible que disminuya con el tiempo. Los CDC y otros socios de salud pública continúan estudiando la transmisión de la enfermedad del Ébola y compartirán los resultados obtenidos a medida que estén disponibles.

Fuente: CDC Transmissión del ebola

Ahora los conspiranoicos dirán que eso es porque la OMS o el CDC están comprados o mienten. Pero es que da igual que uno consulte a la OMS, al CDC o a cualquier médico u organización dedicada al ámbito sanitario: todas dirán exactamente lo mismo porque esta es la realidad. Les guste o no a los conspiranoicos.

¿Cómo se transmite el virus del Ébola?

El virus del Ébola está considerado como sumamente infectivo, debido a su alta tasa de mortalidad, la rapidez con la que provoca la muerte y las zonas remotas donde se producen las infecciones. Se transmite a los humanos a través del contacto con un animal huésped infectado vivo o muerto (monos, murciélagos, antílopes…) y se disemina de persona a persona por el contacto con la sangre, tejidos, secrecciones y los fluidos corporales del sujeto infectado, y por el contacto con equipo médico contaminado, tales como agujas.

Las infecciones por virus del Ébola son agudas y no existe el estado de ‘portador’. Debido a que el reservorio natural del virus es desconocido, la manera en que el virus aparece por primera vez en un ser humano en el inicio de un brote no se ha determinado aún.

La transmisión nosocomial se refiere a la propagación de una enfermedad dentro de un centro hospitalario, este tipo de transmisión ocurre con frecuencia durante los brotes de virus del Ébola. En la mayoría de los centros de salud de África los pacientes son atendidos sin mascarilla, batas o guantes. Además, cuando las agujas o jeringas que se utilizan pueden no ser del tipo desechable, si se contaminan con el virus y luego se vuelven a utilizar, muchas personas pueden ser infectadas.

De hecho, si se produce la muerte del afectado por el virus, el protocolo indica que no se le puede realizar la autopsia por el alto riesgo de contagio por los fluidos de la víctima, por lo que deberá ser incinerado.

Fuente: webconsultas

El primer fallo en el argumento del conspiranoico reside en no saber qué es el ébola y cómo se transmite. El segundo reside en su argumento, que veremos a continuación.

 

2º.- Ese “guionista” en realidad es un supervisor de protocolo. Esto, por supuesto, dicho a ABC News por un representante de la propia compañía aérea Phoenix Air  ante la polémica que causaron las imágenes:

“Nuestros profesionales de la medicina con trajes aislantes tienen una visión y movilidad limitada y  el trabajo del supervisor de protocolo ver a cada persona con cuidado y darles instrucciones verbales para asegurar no cerrar contacto protocolos son violados”

“No hay absolutamente ningún problema con esto y, de hecho, esto asegura un mayor nivel de seguridad para todos los involucrados.”

El paciente, de 29 años de edad, Ámbar Vinson, estaba siendo trasladado al Emory hospital para recibir tratamiento después de convertirse en el segundo trabajador de la salud de Dallas que dio un resultado positivo para el virus de Ébola después de atender a Thomas Eric Duncan.

Criticable podría ser que los protocolos no dicten que este no deba llevar protección. Pero de ahí a inferir que todo es un montaje y que dicha enfermedad no existe solo porque un supervisor no llevaba traje para facilitarle movilidad y comprobar así a quienes tenían un mayor contacto con el paciente es absurdo, de narices.

Ahora está en manos de cada uno, por supuesto, creer a gente que no tiene ni idea sobre medicina o a los miles de expertos en enfermedades infecciosas.



About OjoCritico

Un simple ciudadano que se interesa por aquello que le afirman y que, por costumbre desde hace ya años, lo comprueba y analiza.

Check Also

Remedios homeopáticos: una razón más para troncharse

Mucho se ha dicho ya sobre lo absurdo de las “diluciones”. Casi toda la crítica ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *